El Dilema del Artista

Me encontre tomando un Masterclass de screenplay writing con Aaron Sorkin (The Left Wing, Social Network, Molly’s Game) y en uno de los capítulos dando consejos a sus estudiantes, Sorkin habla de que sufre de writer’s block constantemente y él siendo un maestro del dialogo, se le hace difícil sacar una buena historia para sus libretos. En ese momento, caí en un shock instantáneo. Se me hacía imposible aceptar que uno de los que considero de los grandes en el campo no tenga la facilidad de sacar material como parece que los genios lo hacen.

Ahí me embarque en la misión de ver sus entrevistas y conferencias en YouTube para ver si existía algo que me contestara esta duda y como toda búsqueda de YouTube, termine viendo varios videos diferentes de diferentes artistas y todos mostraban similares características.

Quentin Tarantino en el Roundtable de Hollywood Reporter con varios de los mejores directores del mundo confesó que la mayoría del tiempo, él termina mirando el papel en blanco por varios días y parece que nada le sale. Y estamos hablando de, posiblemente, el mejor director y guionista del mundo. De la misma manera, me tope con una entrevista que George R.R. Martin (Escritor de las novelas de “A Song of Ice and Fire“, cuales fueron adaptadas para crear Game of Thrones) le hizo al gran Stephen King (Carrie, The Dark Tower, The Shinning), donde George le hace la famosa pregunta:

“How the fuck do you write so many books so fast?”

(Stephen King tiene un habito de escribir 6 paginas diarias, lo cual lo mantiene como una maquina bien cuidada.)

Esto viene luego de Martin confesar que no puede terminar su proximo libro, todavía no le salen las palabras para cerrar este capitulo en tu bibliografía. Pase de artista en artistas, desde los conocidos hasta los más grandes de sus artes y me dio por fin que hizo a estos artistas hacer obras que nos toquen lo más profundo del corazón mientras escuchaba el poema Roll The Dice de Charles Bukowski:

“If you’re going to try, go all the
way.

Otherwise, don’t even start.

If you’re going to try, go all the
way.

This could mean losing girlfriends,
wives, relatives, jobs and maybe your mind.
Go all the way.


It could mean not eating for 3 or 4 days.
it could mean freezing on a park bench.
it could mean jail,
it could mean derision,
mockery,
isolation.

Isolation is the gift,
all the others are a test of your
endurance, of how much you really want to
do it.
and you’ll do it despite rejection and the worst odds
and it will be better than anything else you can imagine.

If you’re going to try,
go all the way.
there is no other feeling like
that.

You will be alone with the gods and the nights will flame with fire.
do it, do it, do it.
do it.

All the way
all the way.

You will ride life straight to perfect laughter, its the only good fight
there is.”

Lo que me parece una contradicción que venga de la misma persona que escribió el poema So You Want to be a Writer?:

“In spite of everything,
don’t do it.


unless it comes unasked out of your
heart and your mind and your mouth
and your gut,
don’t do it.


if you have to sit for hours
staring at your computer screen
or hunched over your
typewriter
searching for words,
don’t do it.


if you’re doing it for money or
fame,
don’t do it…

unless it comes out of
your soul like a rocket,
unless being still would
drive you to madness or
suicide or murder,
don’t do it.

unless the sun inside you is
burning your gut,
don’t do it.

when it is truly time,
and if you have been chosen,
it will do it by
itself and it will keep on doing it
until you die or it dies in you.

there is no other way.

and there never was.

Viendo este tipo de contradicciones venir de los artistas que cambiaron nuestra cultura, me hizo lograr una conexión con el autor Steven Pressfield, que habla de la fuerza de “Resistencia”. Básicamente resistencia es lo que nos impide lograr lo que queremos, la division entre la vida en la que vivimos y la vida que queremos vivir, lo que somos y lo que queremos ser.

La resistencia viene de adentro, aunque queramos culpar tecnología, familia y drama en nuestras vidas. La resistencia se hace sentir cuando cambiamos nuestro sueño a largo plazo por gratificación instantánea , buscando ese “quick fix” en vez de enfocarnos en ese Life’s Task como lo llama Robert Greene.

En su libro Mastery, Greene analiza ejemplos históricos y presentes de maestros en sus artes o campo de profesión y juntando su conocimiento de historia humana con estudios científicos sobre la evolución del humano y su cerebro, llego a la conclusión de que todos tenemos el potencial de ser “masters” en lo que nos dediquemos, siempre y cuando sea nuestra inclinación primitiva, esa fuerza que desde temprana edad nos llevo la atención hacia algo que nos inspiro a niveles espirituales.

Pero por más primitivo que sea ese llamado a soñar, creo que podemos llegar a la conclusion de que mientras más grande e importante sea la misión, más difícil se nos hace. Este tipo de sentimiento es lo que lleva a muchos artistas a perder la confianza en su ser y talento, lo que por ende lleva a una desconexión del “life’s task” y te deja un vacío dentro de tu ser. El artista pasa por parálisis por sobre análisis a nivel que parece una fobia de tomar acción. 

¿Qué tal si este miedo puede ser una señal de algo positivo?

Este miedo significa que es algo que tenemos que hacer, algo que viene con un amor y necesidad más profunda que cualquier placer cercano o entretenimiento que tenemos para ignorar nuestra responsabilidad al universo para contestar nuestro llamado. La resistencia no es una fuerza que es imposible de vencer. ¿Qué recomienda Pressfield en su libro “the War of Art” para combatirla?

Piensa como profesional. Puede ser un principiante y no estar ganando dinero de tu arte pero el profesional siempre piensa que esta obligado hacer su arte, sin importar la fuerza interna o externa que le trata de imponerle su progreso. “El principiante espera que le llegue la inspiración, mientras el profesional sabe que la musa llegara cuando empiece”, dic Pressfield, lo cual me hace ver que todos estos escritores que hablan sobre filosofías de artistas y creativos tienen la misma idea pero con diferentes puntos de vistas.

Aunque Steven Pressfield recomiende a pensar como profesional, el autor y poeta Austin Kleon (Show Your Work, Steal Like an Artist) nos hace un llamado a pensar como principiantes, ya que el principiante ve que hay posibilidades de aprender infinitas y el experto solo ve las que ya se aprendió. Un poco similar a a filosofía que Robert Greene señala en una de las enseñanzas de Mastery, la cual hace el llamado a rendir nuestro ego para abrir nuestra mente a posibilidades nuevas. En las palabras de la Ancient One en Doctor Strange:

“Olvida todo lo que crees que sabes… No todo tiene que hacerte sentido. Tu intelecto te ha llevado lejos en la vida, pero no te llevara más allá. Ríndete. Calla tu ego y tu poder crecerá…”

Por ejemplo, Daniel Everett fue como lingüista académico a las Amazonas brasileñas para traducir la Biblia del ingles al idioma de esta tribu indígena de los Pirahã que en aquel entonces era el idioma más difícil de entender. Vivió en las amazonas brasileñas con su esposa y su recién nacido por varios meses y no hacia progreso. Se frustraba porque veía niños de 2-4 años hablándolo con facilidad y él que era un lingüista profesional, no podia ni descifrar una oración entera. Cuando se fue en lo que consideraba como su ultima semana antes de volver a los Estados Unidos, rindió su superioridad universitaria y profesional y decidió irse al bosque con estos indigenas que sabían el idioma que él no podia ni entender. Ahí se dio cuenta que era un idioma que cambiaba dependiendo la situación en la que se encontraban(por eso se confundía porque él escribía en su diario que decían lo mismo en muchas situaciones que no hacían sentido), que era a base de sonidos(fonéticas) y no palabras ni escritura formal y que era un idioma que dependía en constante comunicación con los demás de la comunidad en la situación que se encontraban.

Se convirtió en el primer lingüista en entender y traducir completamente el idioma más difícil del planeta y todo fue posible cuando rindió todo su conocimiento y decidió ser un niño, aprendiendo todo lo que veía y escuchaba. ¿Pudo haber encontrado la capacidad de lograr este increíble acontecimiento si no hubiese dejado ir su ego de superioridad y apreciar de que era un simple amateur? 

Esta más que claro que no pero nunca dejo de ser un “profesional”. El profesional sabe que tiene que hacer su trabajo no porque es su trabajo, sino porque es una misión definitiva que nunca termina. Ser un “pro” no es un titulo académico, ser pro es un estado mental. El profesional sabe que su musa llega cuando esta frente a su objetivo y esta trabajando para darle forma como un artesano a su barro, mientras el amateur cree que su musa llegará cuando llegue. Es por eso la razón que mientras Stephen King ya ha escrito varios libros y trabajado en películas como “IT” y “Dark Tower” desde esa conferencia con George R.R. Martin, los fanáticos de Martin todavía están esperando el proximo capitulo de sus novelas.

Ser “pro” es la razón por la que en el mundo de los deportes veneramos a figuras como Michael Jordan, Muhammad Ali, Wayne Gretzky y respetamos a los Kobe’s, Lebron’s y Cristiano’s de la vida porque sabemos que para ellos ser los grandes y su compromiso con excelencia y superar quienes fueron el día anterior es superior a los de la mayoría de sus contemporáneos.

Cuando el miedo de lograr algo aparece, el profesional lo ve como una señal de lo más alto de que algo tiene hacerse al respecto para que este miedo muera mientras el amateur simplemente espera que se vaya el miedo para poder actuar. Por experiencia personal, las veces que he sentido un miedo de tomar una decisión, la mayoría del tiempo que hago algo al respecto(cuales no han sido mucha ya que estamos confesándonos aquí) son las veces cuando el miedo se transforma en placer y me siento que logre algo que a la larga será beneficioso para mi crecimiento.

El miedo mayor es que tan seguro estaremos en una sociedad que siempre parece que esta moviéndose sin importar que nosotros hagamos y la realidad del caso es que realmente no le importa, pero cuando decidas tomar la actitud del profesional y hacerla tu religion, verás que el mundo alrededor tuyo se hará mejor, no porque saben de tu existencia sino porque tú aprecias el hecho de que existes en ella. El éxito ya no te come el miedo por dentro porque sabes que mientras sigas “metiéndole salvaje”, tarde o temprano algo bueno vendrá. Tu enfoque es ser una bestia en lo tuyo, mientras el amateur sigue soñando que algún día todo se le dará y sus fantasías superficiales existirán en abundancia.

So, ¿Al señor Bukowski que recomienda que “si no sale de ti como un cohete, no lo hagas…”? 

Vamos a mejor decir que “I agree to disagree” con ese Bukowski y estoy más 100% de acuerdo con el que escribió que “si vas a intentar algo, Go All the Way…” 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s